BIENESTAR
ENERGÉTICO
· Drogas de la Felicidad (2da. Parte)
· ¿Qué es hacer Feng Shui?
Otros Artículos:
Bienestar Emocional >
Bienestar Físico
Nutrición >
Bienestar Espiritual >
Niños Indigo >
Abundancia
Total >
Activación del ADN >
Ecología >

¿Qué es hacer Feng Shui?
Ana Mejía
Consultora de Feng Shui

El mundo chino define todas las disciplinas como un arte, de ahí se considera el Feng Shui un arte que armoniza los espacios en relación con las personas que viven en ellos.

Hacer Feng Shui más que armonizar o colocar correctamente el mobiliario dentro de una casa, es equilibrar al ser humano con la naturaleza, es armonizarnos con el Universo, a través del equilibrio de las energías masculina y femenina dentro y fuera del individuo; es equilibrarnos a través de los 5 elementos; es mantenernos en movimiento al igual que el universo, es no estancarnos, es evolucionar, en el amplio sentido de la palabra. 

En el Universo existen ciclos de vida, ciclos energéticos.  El Sol gira sobre si mismo y se traslada en el sistema galáctico.  La Tierra gira sobre su eje y al mismo tiempo alrededor del sol.  La Luna gira alrededor de la Tierra. Cada uno gira y su giro, su movimiento produce una influencia energética sobre toda vida en el planeta.  Las plantas duermen de noche y despiertan de día.  De la misma forma muchos seres humanos seguimos estos ciclos de vida, los cuales influyen en nuestro estado de ánimo y acciones. Estos ciclos energéticos fueron estudiados por los chinos hace más de 4,000 años.  Ellos fueron estudiando la influencia de la naturaleza sobre la salud de los seres humanos y de cómo la energía que ellos denominan Chi fluía en el cuerpo humano a través de unos meridianos o canales energéticos.  Y como el dato de la fecha de nacimiento de una persona creaban circunstancias únicas sobre la salud y muchas veces sobre el destino de una persona y sobre su personalidad. Se dieron cuenta también, que la conformación de un espacio o ambiente determinado, también tiene una carga energética.  Que la energía o  Chi fluye en una casa, dentro de un negocio, en  un jardín.  Y este flujo puede ser perjudicial o benéfico para sus habitantes. 

Una habitación puede producir un estancamiento energético que conlleva a que la relación de pareja sea más difícil, a que hallan discusiones y mal estar entre los miembros de una familia. La puerta principal de una vivienda  puede tener algún bloqueo que le impida la entrada fluida de energía.  El recibidor puede que no nos de la bienvenida e impida entrar la energía del dinero, la salud o la armonía.

Yo pienso que realmente no hacemos feng shui.  Sino que el feng shui ya está hecho.  Ya tu casa, tiene feng shui.  El trabajo real es armonizar el feng shui que tiene tu casa o negocio para que tengas suficiente energía para atraer el dinero a tu vida, la salud a tu cuerpo y la armonía a tus relaciones.  El feng shui va más allá de solo mover objetos que obstaculicen el flujo natural del Chi.  No hacemos nada cambiando los muebles y el color de las paredes si seguimos sintiendo rabia o miedo, por eso dije anteriormente que hacer feng shui es armonizar y equilibrar al ser humano con la naturaleza, con los ciclos universales, es mantenernos en movimiento, es aceptar los cambios de la vida sin miedos, ver las cosas que nos suceden como parte de nuestra evolución como ser humano, es no estancarnos, no aferrarnos a las cosas, a las personas; es sentir amor incondicional, es conocer la compasión.  Hacer feng shui es alinearnos con  la energía de nuestro ambiente con la energía de los ciclos universales.  Hacer feng shui es alinearnos  con la energía del Universo. Hacer feng shui es buscar que tu ambiente, tu casa, que es tu segunda piel te dé la seguridad y la serenidad suficiente como para que puedas ir en pos de tus metas y objetivos en la vida.

Temas relacionados